Ahorra

En las zonas del planeta donde no faltan alimentos, el simple acto de comprar, cocinar, comer y tirar a la basura se ha convertido en un sinsentido. No se le presta casi o ninguna atención al modo en que los alimentos que nos sostienen diariamente son cultivados, procesados, envasados, transportados y vendidos.
Por eso, no resulta sorprendente que apenas exista conciencia sobre la cantidad de alimentos que se pierden o desechan a lo largo de la cadena de producción de alimentos durante la producción, distribución y consumo.

Sin embargo, las implicaciones económicas, sociales y ambientales de esta enorme pérdida de alimentos y los residuos provocadas por ellas son asombrosas, y siguen creciendo representando una amenaza real. Es el momento de AHORRAR... por las Personas, la Salud, el Planeta y tu bolsillo.

Personas

En todo el mundo, una de cada siete personas se va a la cama hambrienta y más de 20.000 personas mueren de hambre cada día. Según el Consejo de Defensa de Recursos Naturales, reducir las pérdidas de alimentos solamente un 15% sería suficiente para alimentar a más de 25 millones de americanos a la vez cuando uno de cada seis carecen de un suministro seguro de alimento en sus mesas. Además, en la medida es que la buena producción se acaba tirando en etapas tempranas de la cadena de producción (en la granja, cadena de distribución y venta) debemos ser más inteligentes en el modo de recuperar esos nutritivos alimentos bien vendiéndose a un coste más bajo o donándolos a personas sin recursos. El Desafío del Hambre Cero del Secretario General de las Naciones Unidas ha desafiado a los gobiernos a terminar con el hambre a lo largo de su vida.

Salud

La aparente paradoja del problema del hambre es que hay más personas hoy en día con sobrepeso que con problemas de nutrición. El aumento del tamaño de las porciones, la proliferación de cadenas de comida rápida, la existencia de platos preparados y opciones baratas poco nutritivas, incluyendo los refrescos, están conduciendo a graves problemas de salud como obesidad y diabetes. En Estados Unidos, las raciones de los restaurantes pueden ser entre 2 y 8 veces más grandes que las recomendadas por el gobierno.

La OMS ha predicho que en 2015 aproximadamente 2,3 mil millones de personas en el mundo tendrán sobre peso y 700 millones serán obesas. 347 millones de personas en el mundo tienen diabetes y más del 80% de ellos viven en países con ingresos medios y bajos. Para 2030, se habrán doblado el número de muertes provocadas por la diabetes. Si bien la situación general es compleja, planear y preparar tus propios alimentos y los de tu familia suponen menos gasto (alimentos y envases) y es una opción más sana generalmente.

El Planeta

La sensibilización sobre el problema del desperdicio de alimentos también supone ser un consumidor consciente. Intentemos crear una cultura de sostenibilidad. El consumo no sostenible acaba con la capacidad regenerativa de los recursos y como consecuencia de ello provoca serios impactos medio ambientales

El sistema alimenticio mundial tiene profundas implicaciones para el medio ambiente y producir más alimentos de los que se van a consumir sólo exacerba la presión, de alguna de las siguientes formas:

• Más de un 20% de las tierras cultivadas, un 30% de los bosques y un 10% de los pastizales están en proceso de degradación.
• Un 9% de las fuentes de agua en todo el mundo están siendo usadas, un 70% de estas para agricultura de regadío.
• La agricultura y el cambio en el uso de la tierra como la deforestación contribuyen más de un 30% a las emisiones globales de gas que afectan al efecto invernadero.
• En términos globales, las empresas agroalimentarias acaparan cerca de un 30% de la energía del usuario final.
• El exceso de pesca o una gestión deficiente contribuyen a disminuir los bancos de peces, un 30% de los bancos de peces se consideran sobre explotados.

Tu bolsillo.

Malgastar comida significa malgastar dinero tanto en el hogar como en el proceso de producción de alimentos- alrededor de 200 billones de dólares al año en zonas industrializadas, para ser más exactos. Según WRAP, una familia en el Reino Unido podría ahorrarse una media de 680 libras al año, y el sector hostelero (restaurantes, bares y hoteles) la cifra de 724 millones de libras.

En América, se tiran 165 billones de dólares de alimentos en buen estado y se tirará la friolera de 282 millones de dólares en pavo durante Acción de Gracias. De media, se tiran 20 libras de comida cada mes, lo que supone 1560 dólares al año por cada familia de cuatro miembros, aproximadamente un 10% del presupuesto medio de comida, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Ciudades como Nueva York recogen tres millones de toneladas de residuos que irán a parar a vertederos de todo el país con un coste de 250 millones de dólares.

Socios