Demasiado para el estómago

Cada año se descartan millones de toneladas de fruta y verdura fresca como parte de una cultura de exceso. Como amantes de la buena comida, Rubies in the Rubble (Rubíes entre los escombros) no podían digerirlo y empezaron a realizar deliciosas mermeladas y compotas caseras hechas con los excedentes de frutas y verduras antes de que fueran desperdiciados para dar empleo a aquellos que más lo necesitan. 

Rubies in the Rubble eligieron ese nombre no solo porque preserva lo que hacen, sino porque a mano, con cariño, en forma de mermeladas, compotas y conservas, hacen realidad su misión: Preservar para servir y para ahorrar.

Cada bote está lleno de fruta y verdura fresca que de cualquier otra forma hubiese ido a parar a la basura. En Occidente se produce hasta un 300% más de lo que se necesita, mientras que un 1 billón de personas sufren malnutrición. Simplemente carece de todo sentido. 

Sería ideal una distribución más equitativa de los excedentes de alimentos, pero mientras tanto aprender a valorar y aplicarlo en cada casa o país es una obligación moral. Rubies in the Rubble quieren que sus productos se conviertan en una solución literal a los desperdicios. Pero también quieren convertirse en portadores de este mensaje: consume menos, piensa más y estáte orgulloso de ello. 

El equipo está formado por tres mujeres que dedican parte de su jornada a la cocina y que han decidido mirar los desechos como una oportunidad estupenda para crear un negocio positivo y sostenible empleando a aquellos londinenses que peor lo están pasando para llegar a final de mes. Rubies in the Rubble quiere abordar el problema del desempleo creando puestos de trabajo y luchando contra los desechos alimenticios. El equipo cree firmemente en la dignidad, autoestima y responsabilidad que supone producir algo que tiene valor para otra persona, que contribuye a un negocio sostenible y beneficioso. 

Uno de los cerebros de esta iniciativa, Jenny Dawson, dice: “Nuestros productos y nuestras personas pueden ser “preciosos”, sólo hay que darles una oportunidad”. 

La cocina construida a propósito en un lugar del mercado al por mayor de fruta y verdura de New Spitafields se encuentra situada idealmente para interceptar directamente los excedentes no vendidos  transformándolos en mermeladas tan pronto como estén disponibles al final del día. 700.000 toneladas de productos frescos pasan por el mercado cada año produciendo más de 200 toneladas de desechos a la semana. El equipo también trabaja directamente con agricultores del Reino Unido, empleando todo los excedentes no deseados de la cadena de suministro.

Para más noticias relacionadas ver el vídeo

 

Socios