Nuevo Esfuerzo para Medir y Controlar la Pérdida y Desecho de Alimentos en el mundo

COPENHAGUE/WASHINGTON – El Instituto de Recursos Mundiales (WRI, siglas en inglés) anunció el primer paso para diseñar un estándar mundial para medir la pérdida y desecho de alimentos. Las futuras directrices, llamadas “Protocolo de Pérdida y Desecho de Alimentos”, permitirán a los países y empresas medir y controlar la pérdida y desperdicio de alimentos que ocurren dentro de sus fronteras y cadenas de producción de una manera creíble, práctica y consistente.

El anuncio tuvo lugar durante la conferencia del Foro Global de Crecimiento Verde Mundial (3GF) en Copenhague, con líderes del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, siglas en inglés), el Programa de Acción para Desechos y Recursos (WRAP, siglas en inglés), el WRI entre otros. El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) también participó en el foro. 

La pérdida y desecho de alimentos se refiere a alimentos destinados al consumo humano que finalmente no se consumen. El WRI estima que disminuir a la mitad la pérdida y desecho de alimentos para 2050, cerraría más de un 20% la brecha de alimentos disponibles hoy y los que son necesarios para 2050.

“Hacer frente a la demanda de alimentos mundial es uno de los grandes desafíos a los que nos enfrentamos. Pero todavía podemos cambiar esta dinámica reduciendo significativamente la pérdida y desecho de alimentos, un paso clave para asegurar que todo el mundo tiene suficientes alimentos para satisfacer sus necesidades”, dijo el Dr. Andrew Steer, Presidente y Director Ejecutivo del Instituto de Recursos Mundiales”. “Desarrollar un estándar consistente y mundial para medir la pérdida y desecho de alimentos ayudará a crear un futuro más sostenible para las personas y el planeta”. 

En todo el mundo, una gran cantidad de alimentos se pierden o desechan cada año. Un tercio de los alimentos por peso (o un cuarto de las calorías) destinadas al consumo humano no se consumen finalmente. Alrededor de dos tercios de las calorías de los alimentos que se pierden en países en vías de desarrollo ocurre inmediatamente después de su cultivo y almacenamiento. Casi la mitad de las calorías desperdiciadas en países en vías de desarrollo tiene lugar entre los consumidores, ya sea al comer en casa o fuera de ella. 

“La absurda realidad de que un tercio de los alimentos que se producen se pierden o desechan cada año tiene importantes impactos sobre las personas y el planeta”, dijo Achim Steiner, Subsecretario General de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo del PNUMA. “Desperdiciar y perder 1,3 mil millones de alimentos al año es claramente una cuestión ética teniendo en cuenta que existen 870 millones de personas que se van a la cama hambrientas cada día, eso sin mencionar los 3,3 mil millones de toneladas de gases con efecto invernadero que esos desechos añaden a la atmósfera del planeta”. 

El Protocolo contribuirá a la campaña “Piensa.Aliméntate.Ahorra: Reduce tu huella alimentaria”, puesta en marcha por el PNUMA en colaboración con la FAO, WRAP y otros socios, así como a la iniciativa de la FAO “Save Food”. El desarrollo del protocolo se basará en otros programa, incluyendo el compromiso con EU FUSIONS, que está llevando a cabo directrices para medir los desechos alimenticios en la Unión Europea. 

“Una de mis prioridades en la FAO es abrir las puertas a potenciales aliados. Luchar contra la pérdida y desecho de alimentos es claramente una de las áreas donde es necesario colaborar con otros. Desarrollar un protocolo mundial puede ayudar a proporcionar medidas e indicadores en los que podemos basar las prácticas sobre cómo reducir la pérdida y desecho de alimentos”, dijo el Director General de la FAO, José Graziano da Silva. 

El Protocolo aportará directrices en múltiples aspectos para mediar la pérdida y desecho de alimentos. Esto incluye definiciones, límites sobre lo que hay que medir, fuentes de datos apropiadas y métodos de cuantificación, y cómo evaluar cuestiones sobre exactitud, exhaustividad, pertinencia y coste. Creando un estándar mundial, el Protocolo asegurará la consistencia internacional, permitirá la comparación y facilitará la transparencia entre usuarios. Usando este Protocolo, países y empresas podrán identificar cuánto y dónde están perdiendo y desechando alimentos.  

“Nos hemos comprometido a jugar un papel fundamental en reducir los desechos en todo el mundo – no sólo en nuestras tiendas también en áreas de responsabilidad compartida desde 'la granja al tenedor'”, dijo Philip Clarke, Director Ejecutivo de Tesco, una de las mayores cadenas de supermercados del mundo. “Poseer un estándar mundial consistente para medir la pérdida y desecho de alimentos será fundamental para llevar a cabo acciones efectivas y colaborativas para lograr nuestros objetivos”. 

El WRI reunirá a numerosos expertos y grupos de interés para desarrollar el Protocolo. Entre los participantes habrá representantes del mundo académico, el sector privado, gobierno y organizaciones de la sociedad civil. 

“La colaboración público-privada será un ingrediente crítico para este Protocolo”, dijo Peter Bakker, Presidente del WBCSD. “Estamos encantados de colaborar con el WRI de nuevo, apoyando a la puesta en marcha este nuevo Protocolo. Reunir a expertos y perspectivas de diversos sectores es vital para asegurar que el método de medición es sólido y que será adoptado ampliamente por el sector privado, tal y como lo ha sido el Protocolo sobre Gases con Efecto Invernadero”. 

Haciéndose eco de la importancia de la colaboración, Richard Swannell, Director de Sistemas Alimentarios Sostenibles de WRAP, dijo, “WRAP está encantado de prestar su apoyo a este ambicioso proyecto, hacer uso de nuestro extenso conocimiento y experiencia práctica de medir desechos alimenticios tanto en casa como en el sector privado, minorista y fabricantes. Medir la extensión de los desechos alimenticios es un requisito clave para mover a la acción para reducirlos, no sólo destacando la escala del problema, sino también para evaluar su progreso”. 

Durante la sesión de 3GF, Steer invitó a todas las partes interesadas a unirse al proceso de desarrollo del Protocolo de Pérdida y Desecho de Alimentos.

Para unirse o saber más, visite:

www.wri.org/food/protocol.

Más recursos en: www.thinkeatsave.org/es  y www.save-food.org.

 

Socios